sobre tres poemas (tres) de walt whitman...

miércoles y te escribo desde el despacho... y siguiendo con mis caóticas mañanas te diré que hoy tampoco he parado... ni tengo la caja hecha ni el correo abierto del todo; lo que sí tengo es la masa (no sé exactamente como llamarla, así que opto por masa) de las croquetas preparada con lo que sobró del puchero de ayer (ahora solo falta la parte complicada, al menos para mí, de darles forma y rebozarlas...)





miércoles y como poco tengo que contarte, te contaré que cuando terminé de leer la tercera serie de los testimonios de la ocampo, busqué por las estanterías las hojas de hierbas del señor whitman, porque precisamente con el prólogo a la edición de sur de dichos poemas, termina la ocampo la tercera serie de sus testimonios (por cierto, que no hay manera de encontrar la cuarta serie... pero tranquilo, seguiré buscando...)


y te diré que aunque hacía años (muchos años) que no leía a walt whitman, curiosamente he vuelto a marcar los mismos poemas que ya marqué en aquella primera lectura... así que me vas a dejar que te copie aquí el poema con el que empiezan estas hojas de hierba...






a uno mismo yo canto

 

a uno mismo yo canto, una simple persona independiente.

sin embargo pronuncio la palabra democrático, la palabra masa.



canto a la fisiología de pies a cabeza,

ni la fisonomía sola, ni el cerebro solo, son dignos de la musa.

digo que la forma completa es mucho más loable,

a la hembra en igualdad con el macho yo canto.



a la vida inmensa de pasión, de pulso y de poder,

alegre, para la suprema libertad de acción concebida bajo las leyes divinas,

al hombre moderno yo canto.

walt whitman (hojas de hierba)




quizás porque ese verso en que dice que "a la hembra en igualdad con el macho yo canto"... me encanta...


y me vas a dejar también que te copie lo que dice whitman de las mujeres hermosas... porque me hizo sonreir inevitablemente... como me hizo sonreir hace años...


 



mujeres hermosas

 

mujeres se sientan o van de un lado a otro, algunas

   ancianas, algunas jóvenes,

las jóvenes son hermosas - pero las ancianas son más

   hermosas que las jóvenes.

walt whitman (hojas de hierba)


 


y ya para acabar (que la mañana sigue siendo caótica y yo tengo que meter un albarán, terminar de abrir el correo y hacer la caja antes de irme a comprar y subirme a hacer la comida) me vas a permitir que te copie la última de estas hojas de hierba de whitman... quizás por las estrellas... 


 



una clara medianoche



esta es tu hora, oh alma, tu libre vuelo

      hacia lo indecible.

lejos de los libros, lejos del arte, el

      día borrado, la lección terminada,

entera emerges, silenciosa, contemplativa,

      meditando en los temas que tú más amas,

la noche, el sueño, la muerte y las estrellas.

walt whitman (hojas de hierba)


 


corto y cierro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario