sobre la maga de la montaña y los desposorios de triermain...

martes y te escribo desde el despacho...


martes y ya he mandado un fax, he abierto e impreso el correo, tengo un albarán encima de la mesa y ayer me quedé hasta tarde porque había que facturar... hoy de postfacturación y sin el jefe (que se ha ido de viaje) y te diré que estaba atacaita de buena mañana, pero que el café con leche y la madalena (hoy no me apetecía la media tostada) me han sentado bien y contrariamente a lo que se podría pensar, el café además de despejarme (que faltita me hacía) me ha relajado...


y aquí estoy, esperando que el jefe me llame para consultarle un par de cosillas, y esperando también que mi compañera termine su parte de la facturación para hacer la mía (aunque conociendo como conozco los ritmos de este despacho, eso no será hasta la tarde, así que mientras iré adelantando faena, que como ya sabes, siempre sobra...)





y yo hoy lo que quería contarte es que la semana pasada estuve leyendo aquel libro de walter scott que compré hace unos días... el de la maga de la montaña... y es que como te decía, lo encargué junto con otro que llevaba tiempo queriendo leer, y al terminar el de contra toda esperanza, no sabía que empezar, y como la mandelstam en algún momento de sus memorias me nombró a walter scott, y casualmente tenía este por casa, decidí dejarme llevar (por aquello de que un libro te lleva a otro) y empecé esta historia, que como todo lo que llevo leído de este caballero, me encantó...






en el límite occidental de la extensión de malezas que separa los villorios de dunstaffnage y de ballachulish existen todavía las ruinas de un antiguo castillo sobre la cresta de una roca negruzca y triste. apenas de tan imponente edificio subsiste ya otra cosa que una torre que en breve caera también al impulso de los furiosos huracanes, tan frecuentes en aquella parte de escocia, y es árida y desconsoladora la perspectiva del paisaje.

walter scott (la maga de la montaña)


 


y así es como empieza walter scott a contarnos esta historia (y he de decir que este principio me recordó al principio de la novia de lammermoor), una historia situada en la escocia que aún estando bajo el dominio de inglaterra, se remueve sin que los ingleses se den cuenta...


la historia de dick el jorobado, uno de esos personajes tan de walter scott, que siendo huerfano ha sido criado por sir james gregory (todo un personaje), y scott nos hablara de dick, que está enamorado de lady diana, pero no es correspondido, y que a su vez no corresponde al amor de lady jeannie, la hija de sir james, que se ha criado con él... nos hablará de la malvada lady regina, la madre de la pobre diana, y de love, su malvada hermana (que es casi tan fea como mala); y del desgraciado matrimonio de lady regina y el laird de aberfoyle (otro gran personaje) y además, claro, de la maga de la montaña: mac-maggy (que me ha recordado, por sus poderes y por su pasado a la pobre norna de el pirata...)


así que sí... una maravilla, porque a mí me das a un heroe deforme, a una pobre dama puteada por su madre y por su hermana, que se enamora de quien no toca; a otra doncella enamorada sin esperanzas del heroe deforme que encima le cuenta que quiere a otra; a una maga que impone respeto allá donde va, y cuyo pasado no conocemos hasta casi el final; y de fondo las luchas por recuperar la independencia de escocia, y la verdad es que disfruto como una niña... no lo puedo evitar...


 


un pero? que mi traducción la debió de hacer un madrileño o uno del centro peninsular, porque hay tantos laismos, que he de decir que llegué a ponerme nerviosa... claro que eso no tiene nada que ver con el señor scott, ni con su historia... lo único que le podría reporchar a él, es que el final se me hizo corto... o quizás que me habría gustado conocer el destino de dick, o mejor dicho, el de jeannie (que aunque sale poco, es mi personaje favorito) después de las revelaciones que hace mac-maggy y que lo cambian todo... pero en fin...


 


y en la edición que compré, si bien había, como ya te he dicho un montón de laismos, también había un relato de regalo, para cerrar el volumen... un relato titulado los desposorios de triermain... una especie de bella durmiente, que duerme desde los tiempos del rey arturo... una historia que un enamorado le cuenta a su amada, y que he de decir que me encantó, quizás porque los cuentos son una de mis debilidades, y contar la bella durmiente entremezclando en el cuento a merlín y a los caballeros de la tabla redonda, me pareció una maravilla... 


 


y ahora corto y cierro... que tengo que meter el albarán que te decía al inicio de este post, y que contestar un par de mails, y que pasar un presupuesto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario