sobre las fuentes del afecto (o los cuentos dublineses)...

ya es jueves, y te escribo desde el despacho... jueves de una semana extraña y accidentada... entre la migraña y las responsabilidades del lunes, la desconexión del martes y el caos y la vuelta a la normalidad del miércoles, admito que esta semana me tiene descolocada (para variar)


jueves, y el día está nublado y mi cabeza hace juego con el día... y me he dormido, y sigo teniendo sueño... y ya he pasado un presupuesto, y he hecho un pedido especial... he abierto todos los correos, he borrado los de publicidad y he pasado por la impresora los que requieren contestación... la caja la tengo por hacer y el teléfono está pesadito... pero aquí me tienes... tecleando... y buscando a ver que te cuento...





y te contaré que la semana pasada estuve leyendo las fuentes del afecto. cuentos dublineses de maeve brennan... un regalo... un regalo como aquellas crónicas de nueva york (los artículos de la señora prólija) que fueron lo primero que leí de ella (de esa increible maeve brennan que hay quien dice que inspiró la holly de capote)


y como con sus artículos de nueva york y con de visita (aquella nouvelle que leí no hace mucho), con sus cuentos he disfrutado como una chiquilla... y me he reafirmado en lo que ya sabía: que las letras de la brennan son una maravilla, y que su voz ha sido injustamente olvidada, como la de tantas otras...


el caso es que sus cuentos dublineses me han encantado...






desde mis cinco años hasta casi los dieciocho, vivimos en una casa pequeña en un barrio de dublín llamado ranelagh. en nuestra calle, todas las casas eran de ladrillo rojo y tenían pequeños jardines detrás, parte de cemento y parte de hierba, separados unos de otros por muros de piedra bajos.

maeve brennan (la mañana después del incendio)

 


y así empieza el primer cuento del libro, la mañana después del incendio, que junto con el viejo del mar, el torno de los rumores, el día en que nos vengamos, la mentira, el diablo que nos habita la mas lista constituyen lo que podría ser la primera parte del libro: cuentos de infancia (probablemente autobiográficos) en los que maeve brennan va desgranando recuerdos de su familia...


después la brennan nos irá contando mediante retazos convertidos en relatos la historia de dos matrimonios... primero la historia de los derdon (rose y hubert) en una chica puede malograr su suerte, libre elección, los pobres, un ataque de hambre, muros familiares el ahogado; despues la historia de los bagot (delia y martin) en aniversario, la alfombra de rosas, una sombra amable, el sofá, el hijo mayor, historias de africa nochebuena... para terminar con uno de los relatos favoritos de alice munro (eso pone en el libro), el relato que le da título: las fuentes del afecto... un relato que bien podría ser el final de la historia de los bagot, y que nos habla de min... y de como una boda lo puede cambiar todo...





en fin... que me ha encantado volver a leer a la brennan... descubrir que era cierto lo que intuía al leer sus artículos del new yorker... y es que ya la primera vez que la leí, pensé que sus relatos debían de ser una maravilla... y lo son... lo son porque como te decía, mediante retazos convertidos en relatos, la brennan consigue contarnos distintas partes de una misma historia sin que por ello los relatos dejen de ser independientes, y eso me parece increible... como increible es que parezca fácil, cuando no lo es tanto...


así que gracias por el regalo... y gracias a la editorial alfabia, que ya rescató sus artículos, por rescatar ahora estos maravillosos cuentos dublineses...


No hay comentarios:

Publicar un comentario