sobre la raíz salvaje de la ibarbourou...

viernes y en el despacho... y ya tengo tres mails que responder, y la caja (para variar) por hacer, y vencimientos por anotar, y facturas por archivar... pero si te soy sincera prefiero teclear... olvidarme de los grises de mis rutinas y abrir esta pequeña ventana en la que ordenar palabras sin que me interrumpan (claro que el teléfono del despacho no entiende de inspiraciones, y me interrumpe casi en cada párrafo, y aunque a veces lo dejo que suene para ver si mi compañera se decide a contestar ella, al parecer mis sutilezas son demasiado sutiles, y ella está convencida de que el teléfono no tiene nada que ver con ella... o eso o ha vuelto a dormirse... que en este despacho, últimamente, todo es posible)





el caso, es que he copiado esta mañana los primeros versos del poemario la raíz salvaje de juana de ibarbourou, y conforme mas avanza el día, mas míos los hago...






si estoy harta de esta vida civilizada!
si tengo ansias sin nombre de ser libre y feliz!
si aunque florezca en rosas, nadie podrá cambiarme la salvaje raíz!

juana de ibarbourou (la raíz salvaje)





y es que en mañanas como ésta la verdad es que estoy harta de esta vida civilizada...


el poemario?... una preciosidad... la ibarbourou me tiene enamorada desde que leí sus lenguas de diamante, y con esta raíz salvaje, ha terminado de conquistarme... un libro que leí a mitad de otro, porque tenía que ir en bus a la residencia, y en mi bolso de verano (muy mono, pero muy pequeño) la verdad es que no me cabía el que estaba leyendo... eso y que el viaje de aquí a la residencia es corto, y parece que es más fácil entrar en un poemario en lo que dura un viaje en bus, que en una novela... eso y que no sé ir en bus sin un libro entre las manos... tonterías varias, vamos...


el caso es que me leí la raíz salvaje de la ibarbourou entre un viaje de ida y otro de vuelta, y la terminé de leer en casa... fascinada con la dulzura de sus versos... sonriendo cada vez que me entreveía en algunos de ellos...


y me vas a dejar que te copie uno de los poemas que mas me ha gustado del libro...






la sed


tu beso fue en mis labios
de un dulzor refrescante.
sensación de agua viva y moras negras
me dio tu boca amante.

cansada me acosté sobre los pastos
con tu brazo tendido, por apoyo.
y me cayó tu beso entre los labios,
como un fruto maduro de la selva
o un lavado guijarro del arroyo.

tengo sed otra vez, amado mío.
dame tu beso fresco tal como una
piedrezuela del río!
juana de ibarbourou (la raíz salvaje)


y corto y cierro que la última interrupción (buscando un fax perdido) me ha hecho perder completamente el hilo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario