aquello que pasó

 

nada tiene desperdicio
-ni siquiera el vicio-.
estando en la brecha,
todo se aprovecha
hasta el dolor,
hasta el dolor que nunca queremos utilizar,
es útil.
aquel dolor tan fino,
que fue un dolor audaz de pelo en pecho,
fino dije,
sí, fino,
como una espada
-que no le duele al toro cuanto entra-.
aquel dolor
 ¡oh “pegamín” potente!
pareció innecesario y nos ha unido,
más que la buena vida juntos
une el dolor…
por eso hay mucha gente que se quiere
aunque no lo parezca,
aunque no se lo digan…
 ¡une el dolor!
aquello que pasó es el título de este poema de gloria fuertes, del poemario se beben la luz...


un poema que leí distraida, pues el lugar en el que intentaba leer no era el apropiado, pero que marqué, y que releí después en casa y me dejó pensando... porque si bien es cierto que no soy capaz de adivinar aquello que pasó para inspirar este poema, la verdad es que entiendo el fondo... comparto la teoría...


y además me encantan los poemas de la fuertes... y quería compartirlo...


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario