decir la verdad


 
   jamás me ha costado decir la verdad; el sentimiento de lo evidente, de lo razonable, del equilibrio, comunica a quien lo posee un orgullo que no comporta ni duda ni arrepentimiento.

   es un pacto concluido desde el despertar del espíritu, con sí mismo, con aquello que se adivina ser la fuerza, el honor, la misteriosa duración. pués el hombre se siente eterno y vive de acuerdo con esta ficción, aunque más tarde, asaltado por el cansancio, oprimido por el discernimiento, ya no se sienta, eterno, eternamente...


así empieza anna de noailles (la condesa de noailles) el prólogo de el libro de mi vida... un libro precioso en el que la noailles va desgranando sus recuerdos... mezclandolos con sus razones para ser quien fue...


recuerdos de infancia... sensaciones... miedos... de una época muy distinta, que nos va contando esta poetisa...


en el mismo prólogo, la condesa de noailles dice: "escribiendo mis poemas, en el exceso del placer o del sufrimiento, me parecía que describía para los otros no solamente la altura y el abismo en los cuales la vida me situaba, sino que también les designaba los recodos del camino y las razones que me conducían."


y me fascina mi tocaya y la manera que tiene de escribir... de ir contando recuerdos y motivos... de ir narrando esos primeros años, salpicando los hechos con las sensaciones...


un libro precioso y maravilloso... dificil de encontrar, cierto, pero que ha merecido la pena buscar... porque volver a leer a la noailles ha sido algo increible... y conocer sus primeros años en sus propias palabras ha sido una maravilla...


No hay comentarios:

Publicar un comentario