recuerdos de papel (tres editoriales... tres)

llevo un rato con el editor abierto y sin ser capaz de escribir nada con el mínimo sentido que debería tener algo para darle a la tecla de publicar...


llevo un rato intentando retomar el hilo de estos recuerdos de papel que intentó desgranar los sábados por la mañana desde el despacho... pero no es fácil decidir por dónde seguir... seguramente porque no hay un orden... seguramente porque poco importa...


así que hoy te hablaré de esos libros de color marrón de la lumen... esos libros de poesía que tanto me gustan... y la verdad es que no te sabría decir el porqué... sí sé que me encantan esos libros, ya sólo estéticamente hablando... esas ediciones que sin ser de bolsillo, tampoco son de tapa dura... ese tacto que tienen (que no tienen otros libros de otras editoriales), y esa unidad... ese ser todos iguales, escondiendo muy distintos tesoros una vez que los abres... y de la lumen de poesía, el libro al que mas cariño le tengo es seguramente ese que contiene setenta y un poemas de la dickinson... ese que compré tres veces (el primero se perdió, el segundo se lo regalé hace muchos, muchos años a mi hermana la mediana, y el tercero lo compré porque había perdido el primero); también de la lumen tengo esa canción de cuna de auden que compré un día después de un café en aquella cafetería que ya no está... de la lumen tengo las cartas de cumpleaños que hughes le escribió a sylvia tras su muerte... y la poesía completa de la pizarnik, a la que vuelvo una y otra vez... (también eran de la lumen los relatos completos de la flannery o’connor, pero esos son de otra colección, así que mejor te lo cuento otro día)... y precisamente de la lumen es el último libro que he leido, de h.d. (hilda doolittle, a la que gracias a ellos he tenido el placer de conocer)


y es curioso, pero si te hablo de la lumen me viene a la cabeza la hiperión... ya sabes, esa de los libros de colores y que en general suelen ser ediciones bilingües... de la hiperión le tengo especial cariño al florilegio de la rossetti, y a un par de libros de la tsvietaieva... al ariel de la plath y a sus árboles de invierno... de la hiperión tengo un libro de laura casielles que me regaló mi hermana por navidad... y los últimos libros que he leido de aragon (esas habitaciones con dedicatoria a la triolet, que por cierto murió tal día como hoy) y de eluard (con ese último poema a nusch que me sigue rondando cuando menos me lo espero)


y sé que hay mas, pero ya sabes que esto lo escribo de memoria, y que no tengo mucho tiempo para pararme a pensar...


y si te hablo de la lumen y de la hiperión, a la cabeza me vienen los libros de color negro de la visor... y me pasa como con la lumen, que ya sólo estéticamente hablando, admito que tengo cierta debilidad por sus ediciones... será el color negro... será esa unidad visual... será que casi toda la poesía que tengo de bukowski es de esa editorial... y algunos poemarios de eluard... y aquellos poemas de cummings... y una maravillosa antología de la plath... y aquella extracción de la piedra de la locura de la pizarnik... también la tierra baldía de eliot... casi toda la poesía que tengo de benedetti...


y mientras escribo me doy cuenta de que tengo un libro de la dickinson de cada una de estas tres editoriales... ya sabes que es una de mis manías/compulsiones... no puedo evitar comprar antologías con sus poemas...


y no te sabría decir porque estas tres editoriales se me enredan en los recuerdos y parece que van juntas... seguramente es porque no es fácil encontrar poesía (la suelen poner a parte en las distintas librerías que frecuento) y estas tres editoriales hacen de la edición de poemas todo un arte... quizás es porque cuando me da por comprar poesía (otra de mis manías... hay días que una necesita dosis extra de versos para seguir respirando) siempre suele caer algún libro de estas tres editoriales...


quizás es porque son míticas... porque si piensas en poemas piensas en ellas... y admito que me encantan las tres: adoro los libros marrones de la lumen, los de colorines de la hiperión y esos libros de color negro de la editorial visor...


No hay comentarios:

Publicar un comentario