rey, dama, valet

                     

la enorme manecilla negra del reloj sigue inmóvil, pero está a punto de hacer su ademán de cada minuto; ese elástico sobresalto pondrá todo un mundo en movimiento. el rostro del reloj se apartará lentamente, lleno de desesperación, desprecio y tedio, mientras las columnas de hierro, una a una, comenzarán a pasar ante nosotros, llevándose consigo la bóveda de la estación, como suaves atlantes; el andén comenzará a alejarse, y con él irán hacia el destino desconocido colillas, billetes usados, puntos de luz solar y saliva.

 


así empieza la novela rey, dama, valet del siempre genial nabokov... en una estación... con un tren que parte... franz va en ese tren, camino de berlín para que un tío suyo le de trabajo... y en el tren va una pareja... que al día siguiente descubrirá que son su tío y su esposa... dreyen y martha... y él y martha se harán amantes... y entonces, claro, martha propondrá que maten a su marido para quedarse con su dinero y poder casarse...


y aunque el planteamiento pueda parecer clásico, cierto es que nabokov no lo es... quizás por eso me pilló desprevenida con el final del libro... quizás por eso me divertí tanto con los preparativos del asesinato...


porque este hombre, cuanto mas lo leo, mas me fascina... así que sí... ha sido un placer volver a leer a nabokov y su rey, dama, valet...




No hay comentarios:

Publicar un comentario