el velo alzado


 

mi fin se acerca. en los últimos tiempos he sufrido varios ataques de angina pectoris, y, si todo marcha como de ordinario, tengo esperanzas fundadas, me dice el médico, de que mi vida no se prolongue muchos meses más. a no ser que pese sobre mí la maldición de una fortaleza física excepcional, de manera similar a lo que sucede con mis facultades mentales, no gemiré mucho más tiempo bajo el peso insoportable de la existencia terrena. si fuera de otra manera -si llegara a alcanzar la edad deseada y prevista por la mayoría de los hombres- podría decidir si el dolor causado por una esperanza decepcionada puede superar al del conocimiento anticipado. porque sé cuando moriré y todo lo que sucederá en mis últimos momentos.

 


así empieza el velo alzado de george eliot (mi querida mary anne evans), la historia de latimer, un joven, segundo hijo de una familia bien, que ademas de ser muy sensible, descubre (con horror) que puede saber lo que las personas sienten y piensan en realidad (menos bertha, que desde el principio es un misterio para él), además de conocer momentos que aún no han sucedido...


fue un regalo... un maravilloso regalo... esta nouvelle que nada tiene que ver con lo que había leído de esta escritora, y que me ha encantado...


porque aunque lo de saber lo que va a pasar, a priori nos puede parecer una bendición, la verdad es que pronto se convierte en una maldición... porque en el fondo, ninguno de nosotros queremos saber en todo momento lo que los demás piensan (ni en general ni de nosotros)


y porque me imagino que casi todos, como latimer, aún sabiendo lo que podría pasar, no podamos evitar intentar cumplir nuestros sueños, ni sabiendo de antemano que van a terminar en pesadilla...


que ha sido una maravilla volver a leer a george eliot...


No hay comentarios:

Publicar un comentario