sobre una chica como anita loos...

miércoles (todavía?) y te escribo desde el despacho...


miércoles y yo tengo la caja por hacer, y el correo abierto pero esperando en la bandeja de la impresora que me decida a levantarme y entregárselo a quien corresponda; sigo con mi migraña, y con este trancazo que al parecer se ha encariñado conmigo porque no se quiere ir; y se me amontona la faena, pero es que parece que el café no me ha hecho efecto, o que se me han acabado las pilas, porque ni fuerzas tengo para decidir por donde empezar (o seguir, según se mire).





así que obviando todos los papeles de encima de mi mesa, y los albaranes que tendría que meter, las facturas que tendría que sentar y la caja por hacer, te voy a contar que estuve leyendo una chica como yo, libro de memorias de mi muy querida anita loos...






allá a mediados de 1850, en una iglesia de hartford, connecticut, una muchacha con el increíble nombre de cleopatra fairbrother se casó con cierto george smith, próspero y respetable. los recién casados, que fueron mis abuelos, se habían conocido cuando cleopatra tenía dieciséis años y vivía en la granja de vermont, donde había nacido. el porqué de que la hija de un granjero de nueva inglaterra llegara a recibir el nombre de la serpiente del nilo, no ha sido jamás explicado.

anita loos (una chica como yo)

 





y ya sabes que (sino recuerdo mal) busqué a anita loos después de ver su nombre en los títulos de crédito de la peli saratoga (esa que la pobre jean harlow dejó inacabada), y que me encantaron sus novelas sobre que los caballeros las prefieren rubias, pero se casan con las morenas... y aquellas memorias tituladas: adiós a hollywood con un beso, que bien podrían ser una continuación de este libro: una chica como yo, en el que la loos nos cuenta su infancia y sus años escribiendo historias, guiones y subtítulos en el hollywood del cine mudo...


un libro encantador (no se me ocurre ninguna palabra que lo defina mejor), en el que anita loos nos va contando porque cree que es una chica como la que es: "cuando por fin comprendí mi verdad, me resigné a ser el prototipo de la morena sin recompensa de mi obra maestra: una chica que siempre desdeñaría un diamante a cambio de un buen motivo para reírse."


y a la historia de su vida, la loos añadirá anecdotas del cine de aquellos años y de sus estrellas... nos contará como comenzó a enviar sus historias a hollywood y a cobrarlas... como conoció a griffith (y como, tiempo después, éste le pidió que pusiera el texto a intolerancia), y al que sería su marido, john emerson... de como empezó a trabajar como actor el genial von stroheim (al que ella llama von), de la historia de amor entre mary pickford y douglas fairbank... de su primera estancia en nueva york, y de su viaje a europa... de como surgió la inspiración para escribir su genial novela (que se publicó por entregas)...


una maravilla encantadora... y es que siempre es un placer leer a esta mujer, que vendió su primera historia como a. loos, dando pie a un malentendido... ya que en los estudios pensaron que semejante pluma sólo podía pertenecer a un hombre...


que me ha encantado, vamos...





y ahora corto y cierro... que digo yo que algo tendré que ir haciendo...




No hay comentarios:

Publicar un comentario