sobre las impresiones de un tal teofrasto...

martes y te escribo desde el despacho, con la caja hecha y el correo impreso y entregado...


martes y te diré que aunque me caigo literalmente de sueño y me duele un poquito la cabeza, en lo que va de mañana ya he abierto dos fichas de clientes, he pasado dos presupuestos, confirmado un stock, pedido un favor a un proveedor, entrado en el banco, confirmado una transferencia, hecho una factura, con sus recibos correspondientes, y sus notas de envío y como te decía, tengo hasta la caja hecha y el correo impreso y entregado a quien corresponda en cada caso...





martes y te contaría que estuve leyendo "confesiones de un tal teofrasto" de mary ann evans, a la que probablemente conozcas mas por su pseudónimo, que no era otro que: george eliot...





tengo por costumbre describirme a mí mismo los distintos personajes que voy conociendo: podría ofrecer un relato fidedigno del mío? soy soltero, carezco de distracciones domésticas de cualquier tipo, y he sido durante toda mi vida un atento compañero de mí mismo, adulando gratamente mi naturaleza en las ocasiones pertinentes

george eliot (impresiones de un tal teofrasto)






y así es como empieza la eliot esta novela en la que por boca del tal teofrasto nos irá ofreciendo lo que al tal teofrasto mejor se le da: retratos de sus contemporáneos...


toda una revisión a la inglesa de los "carácteres" de teofrasto (sin el "tal") en la que la pluma de la eliot revisa un clásico griego, y lo convierte en un solterón inglés, que criticando a sus contemporáneos, no hace otra cosa que criticarse a sí mismo y a todo lo que representa... una maravilla, este ensayo-novela (porque la verdad es que no sabría cómo catalogarlo) con el que me divertí leyendo esta actualizando al siglo XIX de un clásico griego, del que apenas guardo mas recuerdo que el de haberlo leído quizás demasiado joven (pero es que a los diecisiete años una se cree que lo sabe todo y que se puede enfrentar a platón, a sófocles y a teofrasto, igual que se enfrenta a las novelas de lectura obligatoria de la clase de literatura).


un libro cortito y de lo más entretenido, publicado apenas un año antes de la muerte de su autora, que me ha descubierto a una george eliot que desconocía (aunque admito que la intuí, sobre todo en su middlemarch) y que me ha encantado... una george eliot capaz de poner voz a un solterón inglés, y hacernos sonreír con sus críticas a todo un siglo, y a una sociedad, que fueron las suyas...


que me ha encantado... aunque me imagino que no hará falta que te lo diga...





y ahora corto y cierro... que están haciendo pruebas con el timbre del teléfono, y como pa’mí que eso está contraindicado con mi incipiente dolor de cabeza, me voy a ir a tomarme otro café, que faltita me hace...




No hay comentarios:

Publicar un comentario