sobre el hombre delgado...

jueves y te escribo desde el despacho... con la caja por hacer y el correo abierto; aunque hoy no he impreso ninguno de los mails, ya que todos eran publicidades varias...


jueves que lo único bueno que tiene es que viene justo antes del viernes... y que al salir de trabajar he quedado con las amigas para tomarnos algo (y hacer terapia, que tras las últimas noticias, nos hace falta...)





jueves y yo venía a hablarte de el hombre delgado, esa novela de hammett que quería leer desde que me leí la mujer inacabada de lillian hellman, porque ella dice que él le dijo que ella era nora (claro que también dice que le dijo que era además la muchachita tonta del libro y la mala...)






yo estaba en el mostrador de un bar de la calle cincuenta y dos, esperando a que nora terminara sus compras de navidad, cuando se me acercó una muchacha que había estado sentada con otras tres personas a una de las mesas. era pequeña y rubia y lo mismo era mirarle la cara que el cuerpo, en un traje se sport color azul pólvora: el resultado era igualmente satisfactorio.

dashiell hammett (el hombre delgado)


 


y así es como empieza hammett a contarnos esta historia... el que habla es nick charles, detective retirado que ha vuelto a nueva york con su mujer a pasar las navidades... y la muchacha que se le acerca es la hija de uno de sus antiguos clientes... cliente del que por cierto, nadie sabe nada desde hace meses...


y a partir de ahí la cosa se irá complicando, ya que asesinan a una secretaria; y el hombre no aparece; y un matón es acusado del asesinato y se les cuela a nick y a nora en la habitación... y la chica joven tiene problemas en casa... y su madre (la ex del desaparecido, que por cierto, creo que tuvo algo con nick en otros tiempos) es peligrosa porque cada vez que habla se lía la cosa... y además el hijo, que hace lo que le dicen aunque no deba... y el abogado (del que mejor no digo nada, no vaya a desvelar algo importante), y el nuevo marido de la ex, que quizás no es quien dice ser...


en fin... una de esas historias de detectives, que hammett tan bien sabe contar... de la que, con tu permiso te voy a dejar otra cita que resume bien como son los personajes con los que se enfrentarán nick y nora...


 



-qué dices tú? -le pregunté a nora.

se puso de pie y se desperezó sin levantar los brazos. tenía la cara rosada y bonita, como le ocurre siempre al despertar. me sonrió aún adormilada y dijo:

-vámonos a casa. no me gusta esta gente.

dashiell hammett (el hombre delgado)


 


una maravilla...


 


y ahora corto y cierro... que hoy invita a desayunar el jefe...


 


pd. después de dos años de gobierno del partido popular, sólo puedo repetirte lo que te dije al día siguiente de las elecciones: no me gusta vivir en un país de derechas... 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario