sobre amy foster...

viernes (por fin!) y te escribo desde el despacho...


viernes y la caja por hacer, el correo abierto a medias, la migraña que sigue aquí desde ayer, y el hombro mejor, gracias... y para que te hagas una idea de como andamos después de las últimas revelaciones, te diré que cuando en la cafetería nos han preguntado a nonó y a mí, que qué íbamos a desayunar hoy, nonó ha dicho que un par de whisquis (yo iba a pedir dos copitas de coñac), aunque al final nos hemos conformado con las tostadas de siempre (para ella con tomate, y la mía con aceite y sal) y el café con leche natural...





viernes y yo hoy venía a contarte que estuve leyendo una novela corta (o un relato largo, depende con quien hables) del conrad... "amy foster"...


y aunque admito que al principio, ver este librito supuso una pequeña decepción (lo pedí por internet, y si he de ser sincera, a mí lo que me apetecía era un novelón de esos del conrad, tipo "lord jim" o "victoria", así que te imaginarás mi sorpresa cuando abrí el paquete que contenía los libros que había pedido y en lugar de un novelón me encontré una novelita...), te diré que superada esa pequeña decepción, el libro me encantó... 






kennedy es un médico rural y reside en colebrook, en la costa de eastbay. el acantilado que se eleva abruptamente tras los tejados rojos de la pequeña aldea parece empujar la pintoresca calle mayor hacia el espigón que la resguarda del mar.



joseph conrad (amy foster)








y así es como empieza conrad a contarnos esta triste historia... presentándonos al doctor kennedy, que será quien nos cuente la historia de amy foster, o para ser mas exactos, la historia de yanko, un pobre naufrago, único superviviente de un barco que se hundió cerca de colebrook, y al que los habitantes del lugar no recibieron de manera educada... yanko, que después de sobrevivir a un naufragio, será acosado, apedreado e incluso encerrado en un granero, porque el pobre es extranjero y no conoce el idioma, y porque la verdad es que su aspecto es el de haber sobrevivido a un naufragio...


y el pobre yanko lo único que tiene es frío y hambre... pero los respetables ciudadanos ingleses, serán muy respetables pero poco comprensivos... todos menos amy foster... que será la única que no tendrá miedo de acercarse a él y darle un poco de pan para que coma...


y entonces yanko se enamorará de ella... ya que como dice el doctor, él mismo decía que "había encontrado el oro que buscaba. era el corazón de amy foster, "un corazón de oro, capaz de conmoverse ante el sufrimiento ajeno", decía con absoluta convicción."




y hasta aquí puedo leer... que no quiero desvelar el final de la historia...


sí te diré que el hecho de saber que de algún modo esta historia está basada en un momento concreto de la vida de conrad, me hizo leerla con cierta empatía, de esa que hace que te duelan ciertas historias, por los sentimientos que intuyes que esconden... por el miedo que lees entrelíneas...


que me encantó, claro... pero es que conrad es uno de los nuestros (tú ya me entiendes...)





y ahora voy a ir cortando y cerrando, que se me empieza a acumular la faena... que tendré que acabar de abrir el correo y entregarlo a quien corresponda; tendré que hacer la caja de ayer y comprobar un par de cosas, que ya sabes que los viernes me los dejo para ir terminando esas cosas que no urgen pero que hay que ir haciendo para llevar las cuentas al día... y desde aquí veo que mientras te escribía han ido dejándome albaranes en la cubeta, que tendré que meter antes de ponerme con mis rutinas administrativas...





pd. por qué nadie dice que lo realmente indignante de las cuentas que ha presentado el gobierno no son los recortes (que también) que sufren la sanidad, la educación y las prestaciones públicas (como se le nota al gobierno las ganitas que le tenía a la ley de dependencia...), sino que es incomprensible que si no hay dinero (y de ahí que tengan que recortarnos a todos en todo lo recortable), se suban las partidas para coches públicos, el dinero para asesores (que vienen a ser amigos o familiares, y no funcionarios que se sacaron su plaza, porque a esos les han recortado otro poco), y el dinero que se dedica de los presupuestos generales (de tus impuestos y los míos y los del vecino) a los partidos políticos (porque al parecer con las financiaciones ilegales no da para cubrir las campañas europeas).


por qué nadie dice que si es verdad que no hay, que no haya para nada... porque la verdad es que no me parece ético ni moral, que nos digan que no hay dinero, y que el poco que tenemos se lo gasten en coches nuevos, sueldos a asesores de los que no conocemos ni el curriculum, ni lo méritos, y en campañas europeas, que teniendo en cuenta como va el país, pa’mí que deberían ser, cuanto menos, austeras...






No hay comentarios:

Publicar un comentario