sobre la mañana que llevo y algo evidente según la szymborska...

martes y acabo de llegar al despacho...


mañana cuanto menos extraña, ya que he amanecido antes de que el despertador sonara, porque una migraña me estaba atacando a traición mientras dormía... así que antes de que sonara el despertador yo ya me había tomado un vaso de agua y un enantyum, y después de dar un par de vueltas por la casa, me había vuelto a la cama...


así que entenderás que cuando el despertador por fin ha sonado, yo me he planteado quedarme en la cama media horita mas, pues la migraña, lejos de haberse atenuado, había empeorado... pero ha podido mas mi parte responsable que mi parte quejica... aunque admito que mientras me peinaba, he vuelto a plantearme lo de llamar al despacho y decir que llegaría tarde... claro que justo en ese momento han llamado a la puerta: era el electricista, que venía a cambiarme el termo, que se me estropeó la semana pasada, dejándome sin agua caliente en casa...


así que el destino ha decidido por mí... y me he quedado en casa, mientras me arreglaban el tema del agua caliente... como el jefe ya estaba avisado, y la migraña empezaba a remitir (no sé si por los beneficiosos efectos del enantyum, o por la tranquilidad de no tener que decidir si bajaba a trabajar o si me quedaba en casa), he aprovechado el tiempo que ha tardado el electricista en instalarme el termo nuevo, para leer un rato a mandelstam (el marido de nadiezhda), que por cierto, me tiene encantada...


así que como te imaginarás, no he hecho nada útil en lo que va de mañana... tengo la caja por hacer, el correo por revisar, y como la migraña sigue aquí, la verdad es que no tengo ganas de nada... pero al menos ya tengo agua caliente (y una deuda con la que no contaba...)





así que antes de cortar y cerrar, que digo yo que aunque haya bajado tarde al despacho, algo tendré que hacer en lo que queda de mañana, me vas a dejar que te copie un poema de wislawa szymborska...


y es que la semana pasada estuve leyendo una pequeña antología suya que encontré por internet, y que se titula amor feliz y otros poemas... y que te puedo decir de esta mujer, aparte de que me tiene embelesada... qué decirte de su poesía, que desde que la descubrí (cuando me dio por leer a aquellas mujeres que ganaron el nóbel), no he dejado de buscar... porque esta poetisa polaca es simplemente genial, y porque leerla crea adicción (te lo digo yo)


así que como te decía, te voy a dejar aquí un poema, que me encantó cuando lo leí hace unos días... porque aunque sea algo evidente, me encanta...






algo evidente



henos aquí, amantes desnudos,

bellos -y mucho- para nosotros mismos,

sólo cubiertos con hojas de párpados,

recostados en una noche profunda.



pero saben ya de nosotros, saben,

estas cuatro esquinas, este quinto horno,

esas sombras sagaces sentadas en las sillas

y la mesa con su muy significativo silencio.



y saben los vasos por qué, en el fondo,

el té se enfría sin que nadie se lo tome.

swift ya no tiene ninguna esperanza,

nadie lo leerá esta noche.



y los pájaros? no te hagas ilusiones:

ayer vi cómo en el cielo

escribían abierta y claramente

el nombre con el que te llamo.



y los árboles? dime qué quiere decir

su murmullo infatigable.

dices: tal vez el viento tenga a bien saber.

y cómo supo el viento lo nuestro?



entra por la ventana una mariposa nocturna

y con sus alas velludas

ensaya despegues y aterrizajes

zumbando terca sobre nuestras cabezas.



acaso ve más que nosotros

con la agudeza de su vista de insecto?

yo no lo presentí, tú no lo adivinaste:

nuestros corazones brillan en la oscuridad.

 

wislawa szymborska (amor feliz y otros poemas)





y ahora sí... corto y cierro...


No hay comentarios:

Publicar un comentario