sobre dos poemas (dos) de gloria fuertes...

jueves y te escribo desde el despacho...


jueves y ya tengo la caja hecha, el correo impreso y repartido, las facturas sentadas, un presupuesto pendiente de que me lo confirmen para enviarlo por mail, y ya he desayunado mi café con leche y mi tostada con aceite y sal... incluso me ha dado tiempo de ir a por cambio y de comprar tabaco...


jueves y aunque ayer me porté bien y me fui relativamente pronto a la cama, la verdad es que me he dormido, he llegado tarde al despacho, y pese al café del desayuno, sigo cayéndome de sueño... no sé si es por la primavera cambiante o por la medicación para el dolor de espalda... el caso es que estoy que no estoy... tengo sueño, y creo que estoy algo insoportable...





pero en fin, yo hoy lo que venía a contarte es que la semana pasada, después terminar el libro de la müller (que me dejó algo tocada), necesitaba un cambio de registro (últimamente hay demasiados ríos en los libros que leo...), así que como por un lado necesitaba un libro alegre, y por otro necesitaba tal vez un poco de poesía, pensé que el libro ideal era uno que reune un par de poemarios de gloria fuertes (poemas del suburbio y todo asusta), editado por la torremozas, que tengo hace unas semanas por casa... porque gloria fuertes siempre me anima... y porque, como te decía, empezaba a necesitar poesía...


así que me vas a permitir que te copie aquí la nota biográfica con la que la propia gloria fuertes comienza sus poemas del suburbio...






nota biográfica



gloria fuertes nació en madrid

a los dos días de edad,

pues fue muy laborioso el parto de mi madre

que si se descuida muere por vivirme.

a los tres años ya sabía leer

y a los seis ya sabía mis labores.

yo era buena y delgada,

alta y algo enferma.

a los nueve años me pilló un carro

y a los catorce me pilló la guerra;

a los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.

aprendí a regatear en las tiendas

y a ir a los pueblos por zanahorias.

por entonces empecé con los amores,

-no digo nombres-,

gracias a eso, pude sobrellevar mi juventud de barrio.

quise ir a la guerra, para pararla,

pero me detuvieron a mitad del camino.

luego me salió una oficina,

donde trabajo como si fuera tonta,

-pero dios y el botones saben que no lo soy-.

escribo por las noches

y voy al campo mucho.

todos los míos han muerto hace años

y estoy más sola que yo misma.

he publicado versos en todos los calendarios,

escribo en un periódico de niños,

y quiero comprarme a plazos una flor natural

como las que le dan a peman algunas veces.

gloria fuertes (poemas del suburbio)


 


y como sabes como soy, y que me cuesta elegir sólo un poema, te podrás imaginar que elegir entre dos poemarios se me hace casi imposible... así que te dejo también el poema todo asusta, que da título al segundo poemario que contiene este precioso libro, dos por uno...



 



todo asusta



asusta que la flor se pase pronto.

asusta querer mucho y que te quieran.

asusta ver a un niño cara de hombre,

asusta que la noche...

que se ría por nada asusta mucho.

asusta que la paz por los jardines

asome sus orejas de colores,

asusta porque es mayo y es buen tiempo,

asusta por si pasas sobre todo,

asusta lo completo, lo posible,

la demasiada luz, la cobardía,

la gente que se casa, la tormenta,

los aires que se forman y la lluvia.

los ruidos que en la noche nadie hace

-la silla vacía siempre cruje-,

asusta la maldad y la alegría,

el dolor, la serpiente, el mar, el libro,

asusta ser feliz, asusta el fuego,

sobrecoge la paz, se teme algo,

asusta todo trigo, todo pobre,

lo mejor no sentarse en una silla.

gloria fuertes (todo asusta)





porque sí... porque la fuertes tiene razón... todo asusta... aunque a veces finjamos que no...





y ahora corto y cierro... que digo yo que algo tendré que ir haciendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario