sobre lunes nublados y como casarse con un millonario...

lunes y de vuelta en el despacho...


lunes nublado, espeso y pesado, y eso que apenas ha empezado... claro que yo hoy me he despertado a las seis de la mañana porque me estaba matando una migraña... migraña que aquí sigue... pero adormilada...


lunes, y ya tengo el correo al día... ya he pasado un presupuesto por mail de un pedido de la web... y ya he recibido la típica llamada telefónica de: "soy la de antes, pasame con el mismo...", como si yo fuera tan perspicaz como para recordar las voces de las cerca de veinte llamadas que llevo contestadas en lo que va de mañana, distinguirlas entre sí, y además recordar, a quien he pasado con quien... en fin... creo que los clientes me sobrevaloran...


y en lo que va de mañana, también he solicitado un rma, que ya me han aprobado, he hecho la caja del sábado y he desayunado...





y yo lo que quería era contarte que anoche estuve viendo como casarse con un millonario... y aunque ya hablé aquí de ella hace años, me vas a permitir que vuelva a hacerlo...


y es que esta es una de mis pelis favoritas... quizás porque lauren bacall me encanta en ese papel de mujer inteligente que tiene un plan perfecto para cazar un millonario... quizás porque me encanta betty grable y como consigue todo un almuerzo con sólo veinticinco centavos... o quizás porque esa marilyn monroe, demasiado coqueta para ponerse las gafas, que ve menos que un murciélago, y que se va dando golpes a diestro y siniestro, es una de mis debilidades...


y me encantan las teorías de lauren bacall, y como va vendiendo unos muebles que no son suyos, diciendo con naturalidad que los están restaurando... y me encanta cuando la pobre betty grable se cree morir en el refugio, ese refugio al que ha ido creyendo que iba a algo distinto, y me da mucha pena cuando él se da cuenta del malentendido que ha habido... y me encanta marilyn cuando sigue al camarero equivocado... y cuando se despide varias veces del dueño del piso sin saberlo... por no hablar de ese error al coger el vuelo, y acabar en kansas city en lugar de en atlantic city... y me encanta también lauren bacall repitiendole a su pretendiente, que ella cree pobre, que en cuanto se acabe la hamburguesa (o se baje del ferry, o la deje en casa) no volverá a verla mas...


que me encanta la película... pero sin ninguna duda, el momento que mas me gusta, la escena que espero siempre que la veo es cuando william powell le dice a lauren bacall que es demasiado viejo para ella, y ella intenta convencerle de que no poniéndole unos ejemplos...






admiro a los hombres de su época, fíjese en roosevelt, fíjese en churchill, fíjese en ese galán maduro de la reina de áfrica... a mí me vuelve loca.

 


 


y es que ese guiño siempre, siempre, siempre, consigue sacarme la sonrisa...


así que sí... anoche disfruté como una chiquilla viendo esta película...















y ahora corto y cierro... que voy a ver si me tomo otro café, que creo que el primero ya ha dejado de hacerme efecto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario