sobre la hija de rappaccini...

viernes y en el despacho... no, no tengo puente... así que aquí estoy: trabajando... o haciendo como que trabajo, porque entre que a mí de esto de tener fiesta entre semana me desbarata, y que hoy me he vuelto a despertar con migraña, admito que no estoy yo muy despejada...


el miércoles tuve un día tan caótico que no pude asomarme por estas playas... y ayer tuve un día tan relajado en el sofá, que tampoco... hoy espero que no sea como el miércoles (de momento está más tranquilito, y la prueba es que aquí estoy, tecleando), aunque claro, esto de tener un día y medio menos esta semana para hacer las cosas, quieras que no, se nota...


pero los viernes no suele entrar material, y tengo las facturas al día, y los cobros y los pagos hechos, incluso tengo talones para firmar y enviar... así que hoy debería ser un día tranquilo... o al menos mi migraña y yo, esperamos que lo sea... y admito que la perspectiva de dos días seguidos de fiesta, me anima... que quieras que no, para una chica como yo, que tiene un fin de semana de día y medio, esto de juntar dos días enteros es como un sueño...





pero lo que yo quería hoy era hablarte de la hija de rappaccini, un relato de nathaniel hawthorne que compré hace tiempo y que leí hace unos días... un relato de esos que editan sueltos, y que no llega a las cien páginas...


y es que hacía tiempo que quería volver a leer a hawthorne, pero por unas cosas o por otras, la verdad es que no había podido... una vez porque en la casa libro llevaba muchos libros en la mano y antes de pasar por caja tuve que dejar varios, porque tengo un límite en cuanto a los libros que una debe comprar de una vez, y ese día lo había sobrepasado... otra, porque hice un pedido por internet, pero el libro de hawthorne que pedí estaba descatalogado, así que mandaron el resto del pedido, y ese no me lo enviaron, claro... el caso es que hacía tiempo que quería volver a leer a hawthorne, así que al ver este de la hija de rappaccini, que costaba siete euritos (para ser un libro nuevo, es un precio razonable, teniendo en cuenta los precios de los libros nuevos; claro que solo es un relato, así que en realidad sale caro, pero lo vi y me encapriché), pues me lo compré...


y aunque en la introducción (que me leí porque era corta) se dice que hay muchas interpretaciones sobre lo que el relato puede significar (toda una serie de teorías sobre lo que el autor quiso contar en realidad, valiendose de símbolos y claves ocultas, como que el jardín es el edén, y por lo tanto, sus protagonistas son adán y eva) yo la verdad es que sólo vi un relato que cuenta la triste historia de la hija de rappaccini, que se enamora, la pobre, y no sabe ni lo que su padre pretende, ni lo inconstante que será en un momento dado su amado, ni que hay por ahí un profesor que odia tanto a su padre que será su perdición... una historia de amor triste con un final que me dejó helada... de la que me vas a dejar que te copie un trocito que me pareció precioso...






por todos los signos que se podían apreciar, se amaban; habían mirado el amor con ojos que transmitían el santo secreto de las profundidades de un alma a las profundidades de la otra, como si fuera algo demasiado sagrado siquiera para ser susurrado.

nathaniel hawthorne (la hija de rappaccini)


en fin... que corto y cierro... que el jefe ha vuelto, y tenemos que rellenar los datos que el instituto nacional de estadística nos pide cada principio de mes...




No hay comentarios:

Publicar un comentario